Crítica: B.o.B presenta The Adventures Of Bobby Ray

BOB

El nuevo disco de B.O.B es como un chicle. Empieza lleno de sabor, pero después de quince minutos casi no le queda. Pero no me malinterpretéis, The Adventures of Bobby Ray es un disco muy ambicioso y repleto de grandes temas y colaboraciones. Pero son precisamente las colaboraciones las canciones que brillan con más fuerza, mientras que los temas de B.O.B en solitario (que son pocos) no definen en ningún momento la intención del rapero.

El disco lo abre ‘Don’t Let Me Fall’ demuestra que un rapero también puede cantar letras sensibles “Dicen que lo que sube tiene que bajar / Pero no me dejes caer”. ‘Nothing On You’, junto a Bruno Mars, es uno de esos temas que gusta a todos, incluidas las radios, que no han dejado de reproducir el tema este verano. En ‘Airplanes’ podemos escuchar la voz de Hayley Williams (aunque sin gritar), y la verdad es que la combinación de ambos es perfecta, y es sin duda la mejor canción del disco – mejor aún con la contribución de Eminem en una segunda versión que también encontramos en el disco.

Las demás canciones no contienen esa magia internacional que tan fácilmente lleva al éxito. Vamos, que son bastante olvidables. Pero son perfectas para escuchar de fondo mientras en el trabajo ya que, a diferencia de las canciones secundarias de otros artistas hip-hop, sus canciones no molestan. La única excepción, quizás, es la amigable ‘Magic’.

Pocos artistas pueden contar en un mismo elepé con artistas de la talla Eminem, T.I., Hayley Williams, Lupe Fiasco o Bruno Mars (entre muchos otros). B.O.B no ha desaprovechado la ocasión, y el resultado es un disco que muchos recordaremos. Lo único que le falta es encontrar su propio sello, su propia personalidad y su propio sonido para evitar convertirse en una simple voz con la que artistas ya consagrados pueden cantar. El futuro decidirá.

Caratulia

Esto también te interesará:

Déjanos tu comentario »